PINCHAR EN LA IMAGEN PARA VER EL VIDEO


 

Aunque este sistema de defensa costera tiene sus antecedentes desde época musulmana desde la llegada de los árabes a la Península, los avatares políticos motivan que desde mediados del siglo XIII las costas del Reino de Granada fuesen objeto de especial atención, por lo que los monarcas granadinos construyeron una serie de torres almenaras que, posteriormente, y junto con torres de nueva construcción, serán incluidas en el sistema de defensa costero cristiano del siglo XVI.

En principio, su función defensiva consistía en dar aviso ante la presencia de barcos enemigos mediante el uso de fuego en la parte alta de la torre, cuyo humo podía ser visto por las torres aledañas para que las guarniciones costeras acudieran al sitio por donde los berberiscos pretendieran atacar. Posteriormente fueron artilladas pasando a constituir elementos defensivos activos. Tras la conquista de Mijas en 1487 por las tropas cristianas de los Reyes Católicos y la venta como esclavos de sus habitantes, los Reyes iniciaron una política de repoblación de estos  territorios que habían quedado despoblados.

En 1492, se llevó a cabo el Repartimiento de las propiedades de los antiguos habitantes a los nuevos colonos cristianos que se habían asentado en Mijas tras la conquista, constatándose aún la presencia de varios vecinos hispano-musulmanes. Sin embargo, a los pocos años son muchos los que abandonaron las tierras concedidas debido a varios factores, como las incursiones de naves de piratas que atacaban las costas de Málaga desde puertos ubicados en el norte de África, etc., lo que provocaría que la zona costera quedara deshabitada y no se pudiese llevar a efecto la repoblación de la zona del castillo de Fuengirola, que pertenecía en aquellos momentos a Mijas, quedando conformado el territorio municipal que se mantuvo así hasta el año 1841, cuando una franja costera se segregó formando el actual municipio de Fuengirola.

En respuesta a esta inseguridad, se levantaron torres vigía a lo largo de la costa mediterránea para controlar y prevenir las incursiones de los piratas norteafricanos. Desde el siglo XVI al XVIII, se levantaron en Mijas las torres de Calahonda, Nueva de la Cala del Moral, Vieja de la Cala del Moral (actual sede del Centro de Interpretación de las Torres Vigía del Museo Histórico-Etnológico de Mijas), de Calaburras y Torre Blanca (esta última desaparecida y en el actual término municipal de Fuengirola), todas ellas declaradas en la actualidad Bienes de Interés Cultural con la categoría de Monumento.

En el resto de la costa de la provincia de Málaga, ocurrió algo similar, levantándose numerosas torres que complementaron las de origen medieval que incorporaron a ese nuevo sistema defensivo.

Fuentes: 

Archivo Histórico Municipal de Mijas

Gil Albarracín, Antonio; “Documentos sobre la defensa de la costa del Reino de Granada (1497–1857)” (2004)


Plano del funcionamiento de una Torre Vigía

 


Torre Vieja de la Batería de Cala del Moral (Torreón de La Cala) Centro de Interpretación de las Torres Vigía del litoral mijeño.

Dirección: C/ Torreón, s/n. 29649 La Cala (Mijas Costa)
Teléfono: 951 700 576 / 951 063 783
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Horario de Verano (julio y agosto)
        Todas las mañanas de 10:00 a 14:00 h.
        Todas las tardes de 19:00 a 22:00 h.

Horario de Invierno (de septiembre a junio)
        Todos los días de 10:00 a 15:00 h.
 
Entrada: 1€. Colaboración con AFESOL (ONG)

Para más información pinchar aquí


Torre de Calaburras

Para más información pinchar aquí


Torre de Calahonda

Para más información pinchar aquí


Torre Nueva

Para más información pinchar aquí

 

Imprimir
icon